Cirugía Combinada

Las cataratas y el glaucoma son causas principales de ceguera en todo el mundo. Una buena visión necesita de una lente transparente en el ojo. Las cataratas son opacificaciones de la lente que se hacen cada vez más frecuentes con la edad. El tratamiento más común para las cataratas es la cirugía, en la cual se extrae la lente nublada del ojo del paciente y, generalmente, se reemplaza con una lente artificial. El glaucoma es una enfermedad crónica progresiva del nervio óptico que da lugar a la pérdida irreversible de la visión. El factor de riesgo más importante asociado con el glaucoma es la alta presión en el ojo, conocida como presión intraocular (PIO). Por lo tanto, el tratamiento del glaucoma intenta disminuir la PIO y prevenir la pérdida de la visión. Cuando los fármacos y el tratamiento láser ya no son capaces de disminuir la PIO es necesaria la cirugía. A la cirugía de glaucoma realizada con más frecuencia se le llama trabeculectomía, que crea una abertura en la pared del ojo para dejar salir el líquido desde el interior del ojo y reducir la PIO.

Como muchas personas de edad avanzada presentan cataratas y glaucoma, hay que tomar la decisión de realizar ambas cirugías al mismo tiempo o la cirugía de cataratas sola. Esta decisión es difícil de tomar porque la cirugía de glaucoma puede acelerar la progresión de la catarata, la cirugía de cataratas puede disminuir la PIO de forma independiente, y realizar ambas cirugías puede aumentar la tasa de complicaciones.

Contacto