Mitos y realidades de los implantes de busto

Dr. Mauricio Guerrero Arias.

En relación a los implantes de mama o busto existen una gran cantidad y series  de mitos urbanos pero estos  en su gran mayoría no son reales , son nutridos con la  falta de conocimiento  , aceptar información con fines económicos de internet, otras especialidades medicas no conocedoras de este tipo de procedimientos o personas en general , que vierten opinión  sin tener conocimiento técnico y amplio de los implantes de mama, esto produce un estado de ansiedad en las personas , muchas veces no justificado . En ocasiones simplemente emiten opinión  por celos de la persona que si se quiere operar y la emisora de opinión no puede , no quiere o simplemente no esta de acuerdo con este tipo de procedimientos estéticos de reconstrucción psicológica en muchos casos.

¿Los implantes producen cáncer?  

Con toda certeza puedo responder que no existe en estos momentos en el mundo una prueba científica que relacione el implante de mama directamente con la formación de cáncer en el busto; si existe el riesgo de formación de cáncer , la persona lo desarrollará con o sin implante de busto.

¿ Los implantes de mama se estallan en los aviones?

Siempre respondo a esta interrogante que los aviones son presurizados y no se genera un gran cambio de presión en el organismo para generar daño en este, el implante aunque sea de silicón con solución salina o solo se gel de silicón NO se estallan con la presión del avión, ni al practicar buceo. 

¿ Se estallan al golpearse o caerse?

Los implantes en el laboratorio son sometidos a pruebas de tensión y resistencia de hasta 200 kg. De presión, esto significa que soportan una presión directa de 400 lb aproximadamente, lo cual indica que la caída generaría antes de la ruptura del IMPLANTE DE SILICON fracturas en la caja torácica ;  diferente al implante de solución salina , el cual ante un impacto de menor presión puede perder el hermetismo de la válvula del implante liberando la solución salina al espacio retro-muscular o sub-facial , dependiendo de la técnica quirúrgica empleada.

Deja un comentario